Mi vida huele a ti, una vida que recorrer

Cómo afrontar el cáncer de mama
21 octubre, 2017
Premios Literarios José Román Grima
25 octubre, 2017

La literatura nos ofrece la posibilidad de vivir multitud de vidas, de habitar otras pieles, de recorrer caminos que posiblemente hubiéramos ignorado que existían. Los libros nos procuran experiencias vitales que nos ayudan a la comprensión íntima y personal de decisiones, a priori, incomprensibles o que no dudaríamos en rechazar. La literatura, en definitiva, abre mundos que no nos corresponden, pero que invitan a ser recorridos.

En ocasiones, aparecen libros que nos dan la oportunidad de transitar una vida, de observarla con lupa y compartir, con el cúmulo de sensaciones adversas y diversas que se ofrecen durante su lectura, una lección de historia humana y mundana y, al mismo, tiempo universal o atemporal.

Con Mi vida huele a ti, Celestino Valero nos seduce y obliga a comprender, a molestarnos, a sorprendernos, a descubrir y, en último término, a participar de la experiencia exclusiva de observar de cerca una vida que pudo haber sido la de cualquiera de nosotros, la de tu vecino o la de tu amigo, una historia tan cercana y comprensible que la entendemos como propia.

Una historia para ayudarse a uno mismo y a los demás

La aventura vital que nos narra Celestino, con ágil y confiado acierto de escritor, nace de la experiencia de cientos de casos similares a los que se ha enfrentado en su oficio de educador social de menores conflictivos para la Administración de Justicia de la Junta de Andalucía. En cierta medida, es su deseo el despejar incógnitas, dejando ver claramente a donde conducen ciertos caminos que se dejan dominar por ciertas conductas.

Su libro trata, voluntaria o involuntariamente, de entretener y educar al mismo tiempo para evitar que los adolescentes, al igual que le ocurre a su protagonista por desconocimiento de lo que ha de ocurrir, vivan un drama que se repite, una y otra vez, en muchas otras vidas: el camino que va de una deficiente educación en el seno de la familia hasta el consumo de drogas.

Quizás, con la pedagogía acertada de iluminar los caminos ya recorridos, puedan evitarse los tropiezos a los que parte de la juventud de hoy en día parece avocada.

En este sentido, las familias de la sociedad actual tienen un papel fundamental, ya que en demasiadas ocasiones se encuentran exclusivamente ocupadas en la mera supervivencia y son, desgraciadamente, propensas a olvidar lo verdaderamente necesario en una educación, el amor filial y responsable.

Se debe evitar continuar sumergidos en la velocidad de los días, los problemas cotidianos fruto de la falta de dinero, la presión del trabajo, tanto por exceso como por defecto, y que deriva, sin remisión, en la escasez total de tiempo para dedicarlo a la educación de los hijos.

Tal vez no seamos conscientes de la importancia que tiene el apego familiar, para evitar los casos de desestructuración, y es que solo con la demostración de un amor verdadero y unos límites claros se podrían sortear las situaciones de desarraigo y la deriva existencial en que terminan, inevitablemente, en esa debacle vital que obliga, tarde o temprano, a pagar una factura demasiado cara.

Con la lectura de Mi vida Huele a ti, que publica con orgullo la editorial Aladia, somos capaces de ver las cicatrices que el tiempo deja en una mala educación y cómo éstas acaban desgarrando el alma de las personas. Estamos ante un inmejorable caso de “novela ejemplar” o ejemplarizante que podrá ayudar a las personas que pasan por estas mismas situaciones a prever el camino que se abre ante sí para, de este modo, poder evitarlo y aprender de las consecuencias de no educar bien a los hijos.

Pero el libro, en cualquier caso, es digno de una lectura reposada, aprovechando la oportunidad que ofrece al poder recorrer otras experiencias, otros inicios y otros destinos, que no tienen nada que ver con nosotros, pero con los que podemos sentirnos plenamente identificados. Es por ello una historia de la que podemos disfrutar gratamente y que interesa a padres y docentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR