CARTA DE AMOR A LAS ABUELAS Y ABUELOS EN LOS TRISTES DÍAS DEL CONFINAMIENTO

ES EL DINERO, QUERIDA
9 mayo, 2019
SuperMartín
SuperMartín contra el Coronavirus
19 mayo, 2020

Os escribo estas palabras para reconoceros aunque no os
conozca: a los que resistís solos o en pareja en vuestros hogares, o
en la congoja colectiva de una frágil residencia de ancianos; a
quienes mantenéis la fortaleza por haber luchado denodadamente
durante toda vuestra vida y a quienes, por desgracia, ya no podrán
leerme porque han fallecido en estos tristes días del confinamiento
sin merecer un entierro digno, arropado adiós sentimental, entre su
familia y amigos.

Nunca creímos, aunque lo hubiésemos imaginado en libros y
series de ciencia ficción, que un enemigo imperceptible, tan
pequeño, pudiese poner en peligro real y tan de repente la vida de
tantas personas como ya ha matado y aún matará. Atacando la salud
de la humanidad y poniendo en jaque la urdimbre social y
económica de nuestra época, los pilares de nuestra convivencia
presente y futura. Urgiéndonos a encerrarnos en nuestra casa, como si de una jaula se tratara, para
preservarnos y preservar a los demás de esta terrible amenaza,
invitándonos a repensar profundamente nuestra escala de valores.

Queridos mayores, abuelos y abuelas, comprendo vuestra lógica
tristeza y vuestro miedo. Sé que vivir desgasta el cuerpo y,

demasiadas veces, también el alma. Resquebraja corazas y
corazones, ilusiones mantenidas y certezas. Sé que es fácil en estos
días, en los límites impuestos de vuestro hogar, embriagarse de
tristeza, caer en el mareo indeseado de las ideas obsesivas, pensar
que este no debiera ser el final de vuestra digna historia. Espero que
ese miedo no se transmute en bloqueo ni en odio, sino en fe y
comprensión interior y social. Por eso, yo os invito a resistir, porque
si alguien sabe de lucha y supervivencia sois vosotros. Somos, me
incluyo por edad y fragilidad, “población de riesgo”, pero también
héroes de innumerables batallas y los héroes nunca se rinden.

Pensad en la supervivencia de vuestra familia, en la energía de
sentir que vuestro amor da sus mejores frutos en vuestros hijos y en
vuestros nietos, que sois las raíces, el tronco o las ramas del árbol
centenario de un hermoso bosque familiar y social.

Especialmente, conectad con la emoción que os brindan
vuestros nietos, con su sonrisa y su dosis de alegría cuando los veis
y escucháis tras la pantalla de un móvil o de un ordenador. No hay
literatura que recoja la maravilla de narrar cómo los niños salvan
cada día a sus abuelos de un malvado con corona esférica de villano,
queriéndolos en la distancia sin poderlos abrazar.

Devolvedle a los hijos de vuestros hijos, en esos diálogos tan
lejanos como íntimos, el niño que todo adulto lleva siempre dentro.

Ofrecedle un gesto inédito cada día que les sorprenda: una poesía
liberada del papel, un cuento breve que no se esperen, un juego
posible o imposible, una adivinanza o un trabalenguas que les haga
pensar, un recuerdo de vuestra propia infancia, un caramelo
imaginario de esperanza o un reto para los días libres que pronto
llegarán. No se trata simplemente de entretenerles, sino de
educarles en el sentido de la vida y de la dignidad humana.
Regaladle palabras de amor, valores y actitudes para creer en lo
mejor de una sociedad mejorable de la que ellos serán
protagonistas. Esa sociedad que ahora lucha heroicamente desde los
hospitales, desde la seguridad o el abastecimiento, desde los
laboratorios de los científicos, desde la inmensa responsabilidad de
los gobiernos y las empresas, desde el campo a la educación, y desde
los propios hogares, colaborando todos por el fin de esta dramática
crisis.

Yo solo os puedo dar este abrazo simbólico de palabras —nunca
los abrazos fueron tan prohibidos como valorados hoy—. Es un
humilde gesto de un amigo desconocido para reconoceros, para
agradeceros y para desearos, sinceramente, mucho Cariño, Salud y
Suerte.

Pedro Molino
TUTOR DE LA UNIVERSIDAD DE PADRES
7 de abril de 2020

Ver el artículo en el abc haciendo clic aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies